Hace 12 años empecé mi odisea lúpica y después de tanto tiempo aún sigo sintiendo el golpe de los síntomas día a día. Pase las peores etapas de mi enfermedad en mi adolescencia, Dolores articulares, eritemas en el rostro, caída del cabello, entre otros, síntomas que ustedes han experimentado también, la depresión que me dio en ese entonces fue muy fuerte mi estado de ánimo cambió, era difícil que cualquier persona estuviera en mi compañía, estudiar se volvió difícil para mí, al entrar a la universidad estudiar y trabajar a la vez fue muy difícil y me llevo a renunciar y a aceptar que mi cuerpo aveces no lo controlo yo, por eso con el positivismo que me quedaba supe que tenía que llevar mi vida a un cambio,  saber que incluso cambiar mi forma de comer podía realizar un gran cambio en mi vida fue importante.  Me refugie en mi familia y en Dios y me dio esperanza, conocí más personas en mi condición conocí sus historias y me dedique a cumplir mis sueños, sigo manteniendo la fe de que mi salud será mucho mejor algún día, los síntomas aun siguen latentes y llegue a acostumbrarme a verme cada día con los eritemas en la cara, el lupus forma parte de mi vida, pero no es completamente mi vida. Las invito a compartir sus historias en nuestro muro lúpico  queremos saber tu dolor y tus sueños  y estaremos aquí todos juntos para apoyarnos. 

(Visited 39 times, 1 visits today)